¿Por qué invertir en Marketing Digital?

Marketing Digital

El Marketing Digital es una extraordinaria herramienta para conquistar nuevos clientes, ya sea a través del contenido o de los anuncios pagados en motores de búsqueda, blogs o vlogs. Puede alcanzar un costo de adquisición de clientes que, en relación con los medios tradicionales, es cada vez menor.

Con estrategias bien elaboradas de Marketing de Contenidos y de SEO, logramos atraer más personas de acuerdo a sus necesidades. Por ejemplo, si su empresa trabaja con muebles de oficina, es interesante producir contenido sobre cómo elegir el mobiliario de oficina que genere más productividad en tus empleados o sobre la mejor forma de acomodar los lugares de trabajo para que tus colaboradores trabajen de mejor manera.

En cuanto al tema de los anuncios pagados, se dirigirán las acciones directamente a quien ya está decidido y quiere comprar algún producto, como un utensilio de cocina específico u otros tipos de accesorios comercializados en su tienda.

Segmentación

Aunque los medios tradicionales ofrecen segmentación, el Marketing Digital permite que esta distinción del público se haga de forma mucho más exacta. Por ejemplo, anteriormente elegíamos al público sobre la base del horario del programa que se transmitiría en televisión.

En el Marketing Digital, podemos segmentar por edad, ciudad y hábitos de forma más eficaz, realizando campañas y anuncios únicamente para esas personas.

Esto es posible porque el Marketing Digital permite que reunamos una cantidad enorme de información sobre las personas por Internet, ya sea mediante la creación de formularios o a través de las redes sociales.

Si un cliente potencial contacta a tu empresa y tienes la dirección de correo electrónico de él, basta con hacer una pequeña investigación para encontrar cualquier otra información sobre esa persona y, a partir de ahí, localizar patrones de comportamiento entre los clientes más interesantes para tu negocio y crear una acción para ellos.

Marketing Digital

Con la información necesaria en tus manos, es tiempo de iniciar acciones cada vez más dirigidas: define qué perfil de persona es realmente tu público objetivo en ese momento y transforma esa información en un mapeo de dónde estar, cómo actuar y qué hacer para atraer la atención de esas personas.