La pregunta más recurrente y por la cual más me buscan es: «¿Cómo tener nuevos clientes?»

Pareciera una pregunta de opción múltiple díficil, de esas que valían el 80% de tu examen final, pero que el maestro nunca explico en clase… y en realidad es fácil (pero no es sencillo):

  1. Crea una oferta verdaderamente irresistible. Ya sabemos que al cliente no le importas, ni tú ni tu producto, le interesa encontrar una solución a sus problemas.
  2. Adquiere tus clientes en el punto de equilibrio y construye un backend efectivo. Apuesta y construye

¿Qué significa esto?

Atrae clientes a tu negocio aun y cuando no te generen ingresos en el corto plazo. Llévalos a tu punto de equilibrio o muy cerca del mismo y crea una serie de ventas que lo continúen

Es normal tener miedo de no ganar dinero en la primera venta, el ser humano busca por naturaleza beneficios instántaneos, a corto plao.

Pero, ¿te has puesto a pensar qué pasaría si empiezas a pensar estratégicamente y a mediano/largo plazo?

Puedes crear ofertas en las que no busques ganarte los millones, incluso que quedes en cero para adquirir a tus clientes.

Ya que sean tus clientes, será el momento de sacar el as bajo la manga. Pondremos en marcha la serie de ventas que le haremos al cliente y es aquí donde viene la ganancia.

Los negocios bien consolidados y estratégicos saben que los clientes recurrentes son aquellos que más dinero generan.

Porque no tienen costo, es ingreso neto al 100%. No cuesta adquirirlos nuevamente. Comunicarte con ellos es mucho más sencillo.

  1. Busca un oceano con peces, aléjate de los tiburones.

Haz publicidad en los lugares que tengan menos competencia. Si todos están anunciándose en Google, busca LinkedIn, Facebook, revistas físicas, boletines, podcasts, etc. donde puedas anunciarte y la competencia y el costo sean menores.

Recuerda que tu publicidad debe conseguir los datos de contacto: email, teléfono, dirección física.

Sigue estos pasos y cada vez que dudes si estás haciendo lo correcto léelos de nuevo.

Abrir chat
Contáctanos
Con gusto te escuchamos