A tu cliente no le importas, ni tú ni tu producto.

Verás, lo único que le importa a tu cliente es…

…él mismo.

Así como lo lees.

Al cliente no le importa tu producto, solo le importa resolver su problema.

Eso debes tenerlo muy, pero muy claro.

Si quieres incrementar las ventas, atraer más clientes y ganarle a la competencia, debes entender esto.

Una manera que te puede servir es creando una oferta de valor.

Esto lo que hace es conectar tu solución al problema de tu cliente.

También te permite vender tus servicios o productos a múltiples personas sin que tú tengas que intervenir.

Además de que te permite posicionar tu marca.

Es como tener una fuerza de ventas trabajando para ti.

Hoy te pasaré un secreto de los 15 secretos para crecer tu negocio sin quebrarte la cabeza.

Las personas no compran productos.

Otra vez para que quede bien claro:

Las personas NO compran productos.

No.

¿Entonces?

Compran soluciones a sus problemas.

Ahora, el secreto es el siguiente:

Si puedes explicarle a alguien sus problemas y convencerlo que los entiendes mejor que él mismo,

Supondrá que conoces la solución.

Te lo explicaré de otra forma

¿Alguna vez has ido al médico?

Le dices que tienes X síntomas.

¿Qué es lo siguiente que hace el doctor?

Empieza a hacerte preguntas, hasta decirte lo que tienes y como te has sentido

Y tú supones que tiene la solución.

Escuchar a tus clientes no solo es preguntarles que quieren, no siempre el cliente sabe lo que quiere

Henry Ford dijo: “Si hubiera preguntado a la gente qué querían, me hubieran dicho un caballo más veloz.

Abrir chat
Contáctanos
Con gusto te escuchamos